Economía y Sociedad 40 años

Abril-Junio 2018

1978, Año Clave

(Economía y Sociedad Nº 1, marzo 1978, Extracto)

[Nota EyS. La revista Economía y Sociedad nació en marzo de 1978 para luchar por el desarrollo y una sociedad integralmente libre. Entre otras propuestas, planteó crear un sistema de pensiones de capitalización individual y un Banco Central autónomo (ver “1978, Dos Propuestas”). Tres años después, en 1980, ambas iniciativas fueron aprobadas. También se propuso una nueva política exterior y un modelo político anclado en la libertad, la democracia y los derechos individuales. En su mástil se anotaba su equipo inicial: Director: José Piñera; Jefe de Investigaciones: Juan Andrés Fontaine; Secretario de Redacción: Héctor Soto. Esta primera Época alcanzó a publicar seis ediciones ese año hasta que se suspendió al ser su Director nombrado Ministro del Trabajo y Previsión Social en diciembre de 1978].

Las proyecciones de crecimiento para 1978 son positivas. En 1977 el PIB aumentó 8,6% recuperando con creces el nivel de 1970. Si el país aprovecha las oportunidades que la actual coyuntura le ofrece, puede crecer entre 6% y 7,4% este año y obtener el más alto nivel de producto de su historia.

La desocupación es la más grave de las heridas que abrió en la economía el esfuerzo por reconstituir los cimientos del desarrollo, demolidos por la irresponsabilidad y rematados por la recesión mundial. Es también la que más tarda en sanar. Todo indica que la política económica este año debe imponerse la meta de cicatrizarla a la mayor prontitud.

Agenda 1978

1. Continuar y acentuar la apertura al crédito externo para cerrar la brecha que el crecimiento debe generar en la cuenta corriente y que en el caso de Chile ha ampliado la caída del precio del cobre. El ingreso de capitales foráneos -tanto hacia el sector público como privado- suple el escaso ahorro interno, rebaja los intereses y estimula el crecimiento.

2. Adoptar con prontitud las políticas óptimas que corrijan las distorsiones vigentes en los mercados laborales. Estas medidas deben complementar la anunciada reducción de aranceles hasta llegar a la tasa única de 10% en junio de 1979, para que no se confundan las verdaderas ventajas comparativas del país, y la apertura de la economía contribuya más decididamente al bienestar nacional.

3. Reformar un sistema previsional  que provee servicios y pensiones insuficientes, crea desempleo, despilfarra valiosos ahorros y, en fin, reparte injustamente sus costos y beneficios. La urgencia del problema se debe en parte a que se trata de la principal distorsión que debe estar corregida cuando el arancel alcance el 10% uniforme. Años de discusión han confundido los rasgos principales que debiera tener la reforma. Contrariamente a lo que parece, ellos son simples.

4. Promover las inversiones en aquellos sectores que han estado reservados al Estado -infraestructura, gran minería del cobre- y que pueden transformarse en cuellos de botella cuando sobrevenga la expansión acelerada. Paralelamente, deben intensificarse los esfuerzos por reducir el sector público al ámbito que le compete y avanzar lo mucho que aún queda para su operación eficiente.

ADDENDUM. 1978 Annus Mirabilis en Сhile