Cuarta época

Economía y Sociedad
19 de Diciembre 2001

Valor Presente de los Padres Fundadores

Por José Piñera

En dinero de hoy, Estados Unidos tenía en 1820 un PGB de 12.000 millones de dólares. Es interesante destacar que en aquel entonces China tenía 200.000 millones e India, 111.000 millones. Ya en 1900, el PGB de EE.UU. había subido a 313.000 millones, y ahora alcanza a 10.000.000 millones, lejos la economía más próspera del planeta y de la historia.

¿Cómo una sociedad libre logra este desarrollo espectacular?

 

En gran medida, gracias a las instituciones y a la filosofía política que le legaron a Estados Unidos sus "Founding Fathers" (Thomas Jefferson, James Madison, John Adams, Benjamin Franklin, George Washington, entre varios otros).

La Declaración de Independencia, la Constitución, el Bill of Rights y El Federalista, son obras maestras que le dieron el más sólido y estable sustento filosófico, político, económico y moral a la nueva nación (recomiendo leer todos estos históricos documentos y la Historia de EE.UU. de Paul Johnson).

Recuerdo que "descubrí" de verdad a los Founding Fathers durante mis estudios de postgrado en Estados Unidos. Tuve tan buenos profesores en la Escuela de Economía de la UC (Ernesto Fontaine, Pablo Baraona, Jorge Cauas, Rolf Lüders, Marcelo Selowsky, Adelio Pipino, Sergio de la Cuadra), que los cursos regulares del programa de doctorado en la Universidad de Harvard me fueron fáciles.

Me dediqué, entonces, a leer en la magnífica Biblioteca Widener a los grandes pensadores de la libertad (Adam Smith, John Locke, John Stuart Mill, Alexis de Tocqueville, Frederic Bastiat, Friedrich Hayek, Ludwig von Mises, Karl Popper, etc.), y a estudiar la vida y pensamiento de los Founding Fathers.

Imposibilitado, por el caos de la Unidad Popular, de investigar una tesis de doctorado sobre algún problema chileno, se me ocurrió intentar calcular el "Valor Presente" de los Founding Fathers. Pero mis profesores americanos encontraron el tema demasiado "out of the box" y tuve que hacer una tesis más tradicional sobre comercio internacional y distribución mundial de la riqueza.

Pero mientras más estudio las raíces de los problemas de mi querida América Latina, más vuelvo al pensamiento, a la acción educadora, y al coraje moral en la vida pública de los incomparables Founding Fathers.