Tribuna

Economía y Sociedad № 109

Octubre - Diciembre 2021

¿Se derrumba la confianza en la Convención?

Por El Líbero (10.9.21; Extracto)

“Orden en la sala señor Barraza”, pide Jaime Bassa, el vicepresidente de la Convención Constitucional,  dirigiéndose al convencional comunista que se levanta de su asiento y reclama a viva voz. Representantes de pueblos originarios, como las convencionales Isabel Godoy e Isabella Mamani, van más allá. Se paran frente a la mesa dirigida por la presidenta Elisa Loncón y desconocen su autoridad. Se escuchan garabatos, se unen a la pelea los ex Lista del Pueblo, hoy Pueblo Constituyente. Loncón hace sonar la campanilla. “Silencio”, dice. “Orden en la sala”, insiste Bassa. “Esta no es la forma”, agrega. Es en ese escenario cuando dice: “Este es el tipo de instancias en la cual se pone en riesgo la continuidad del proceso constituyente”. Lo sucedido se suma a una larga lista de polémicos momentos que se han vivido en estos dos meses de Convención.

la confianza a la convencion.jpg

1. Cambiar el himno y la bandera nacional. Elsa Labraña fue consultada sobre la interrupción y las pifias al himno durante la instalación de la Convención, ante lo cual la constituyente indicó que “el himno nacional genera mucha división en nuestro país”. En un programa de TV se le consultó: “¿Pero no deberíamos entender que es la canción que nos representa, así como la bandera? Es la Constitución de Chile la que tiene ese himno”. Labraña contestó: “a ti te representa, a los pueblos originarios no, entonces hay un tema de respeto con ellos. Es la Constitución que vamos a cambiar. Capaz que alguien se le ocurra hacer un himno nuevo, por qué no, u otra bandera. Estamos en un proceso de refundación del país”.

2. Desconocer el inmodificable quórum de los 2/3. En julio de 2021, la presidenta de la Convención, Elisa Loncón, señaló: “El reglamento lo tenemos que establecer y debemos dar apertura a sectores postergados. Los 2/3 fueron establecidos por Jaime Guzmán en la Constitución del 80 y se hizo para limitar la participación del pueblo y organizaciones sociales. Una democracia no se sostiene con esos 2/3, a no ser que tengamos una visión muy dictatorial donde esto se mandata y el resto cumple”.

3. Declaración sobre indulto y amnistía. En una de sus primeras acciones, la Convención aprobó una declaración solicitando la aceleración del proyecto de indulto y amnistía que está en el Congreso respecto a los detenidos tras el estallido. Se incluye además a personas detenidas por delitos en La Araucanía y Biobío desde el 2001. Todo ello junto a una petición de desmilitarización del Wallmapu, aceleración del proyecto de reparación a víctimas de Derechos Humanos y el retiro de querellas que invocan la Ley de Seguridad del Estado.

4. Petición de indultar al asesino de Jaime Guzmán. En medio del debate en la Convención por los indultos, la convencional de la Lista del Pueblo, María Rivera, fue más allá y pidió añadir una amnistía a “30 presos políticos de antes”, como Mauricio Hernández Norambuena, el exfrentista condenado por el asesinato de Jaime Guzmán y los secuestros de Cristián Edwards y del publicista brasileño Washington Olivetto.

5. Funas a constituyentes. En julio de 2021 el constituyente Ruggero Cozzi (RN) fue rodeado por manifestantes. Entre gritos, le recriminaban que hubiera dicho que no había presos políticos en Chile, algo confirmado por Human Rights Watch. Tras ser golpeado por la espalda con un megáfono, el constituyente debió ser escoltado por carabineros. Teresa Marinovic (PR) fue funada fuera del Congreso por un grupo de manifestantes, entre los que se encontraba la activista comunista Florencia Lagos, hija del alto dirigente del PC, Juan Andrés Lagos. Estos hechos han recordado que el 4 de diciembre de 2020, al inicio del XXVI Congreso del Partido Comunista, el presidente del PC, Guillermo Teillier, anunció “la necesidad de rodear con la movilización de masas el desarrollo de la Convención Constitucional”.

6. Un constituyente avala la violencia contra otros constituyentes. A mediados de julio de 2021, Jorge Baradit, electo por el distrito 10 con cupo PS, se refirió así a los ataques que sufrieron sus pares de RN, Rugero Cozzi y Luciano Silva: señaló que le parecía “condenable”, sin embargo añadió que “lo que sí me parece maravilloso… no, no me parece maravilloso, me parece conveniente, que ellos ahora también sufran un poquito lo que los chilenos hemos sufrido desde el estallido social: persecución, violencia, represión en las calles”.

7. Reemplazar a Carabineros. La Comisión de Derechos Humanos aprobó sustituir la institución de Carabineros por otro organismo, que sea dirigido por civiles y cumpla su función policial “bajo la doctrina de los derechos humanos”.

8. Censura al constituyente Arancibia. El 14 de agosto de 2021, la constituyente Carolina Videla (PC) ingresó un documento a la Comisión de Derechos Humanos en que solicitó una “votación política” para excluir al constituyente Jorge Arancibia de las audiencias públicas. La iniciativa se aprobó con 10 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones.

9. Aumento de asignaciones. A través de un oficio firmado por Elisa Loncón, la instancia solicitó de manera formal el aumento de presupuesto al Gobierno en más de $2 mil millones, ya que la Convención había aprobado el aumento de las asignaciones desde $1.5 millones a poco más de $4 millones por cada convencional (77 UTM).

10. Boletas rendidas por familiares. A comienzos de septiembre, una investigación de Ciper reveló que 128 candidatos a la Convención incluyeron familiares al rendir sus gastos de campaña por $180 millones.

11. 22 convencionales no presentan declaraciones de interés y patrimonio. Un estudio del Observatorio de Transparencia Constitucional señaló que 22 constituyentes no presentaron a tiempo su declaración de patrimonio e intereses dentro del plazo de 30 días, que comenzó a correr desde que asumieron sus cargos, el 4 de julio de este año.

12. Falso cáncer de Rodrigo Rojas Vade. El constituyente Rodrigo Rojas Vade mintió a la opinión pública sobre un cáncer que no padecía. Rojas Vade pasó de ser un manifestante anónimo en Plaza Baquedano a uno de los vicepresidentes de la Convención. Todo, sobre la base de su historia: una lucha contra el cáncer que lo quebró económicamente y que exponía “las desigualdades del sistema”. El “Pelao Vade” se hizo famoso en pleno octubre de 2019 con un cartel que decía: “No lucho contra el cáncer, lucho para pagar la quimio. Salud digna para Chile”. Adicionalmente, Rojas Vade en su declaración patrimonial señaló tener una deuda de $27 millones relacionados con su supuesta enfermedad.

Para Segunda Lectura

“Impostores”

La nueva élite constituyente fue más veloz en llegar a la desmesura que sus antecesores. Primero se apoderaron de la palabra “pueblo”, que terminaron por mancillar con sus abusos y mentiras.

Luego hicieron, el día de la instalación de la Convención, una especie de “happening” histérico, un saludo a la bandera, a la “calle”, oportunista y populista.

Luego insinuaron que era mejor deshacerse de la noción de “república”, sin informarse antes de lo que significaba históricamente ese concepto.

Y en una comisión de “ética” redactaron un reglamento para castigar el negacionismo, un reglamento asfixiante y totalitario propio de una dictadura talibana, más que de un órgano constituyente.

Entre medio hicieron “primarias” fallidas y dedocráticas, levantaron y bajaron candidatos de una manera rocambolesca y casi digna del teatro del absurdo. Y descubrimos que su candidato finalmente ungido había sido inscrito con firmas falsas en la notaría de un notario muerto.

Pero faltaba el último acto de este sainete popular: el convencional símbolo y “performer” número uno de la victimología hoy de moda reconoció que su enfermedad -base de todo su discurso político y de su elección como constituyente- era mentira.

 

Ahora empiezo a entender (antes lo encontraba demasiado severo) por qué Roger Scruton, filósofo inglés, tituló su libro sobre la nueva izquierda: “Locos, impostores, agitadores”.

 

¿Cómo esto va a impactar en la ciudadanía? ¿Volverá a confiar y a “aprobar”?

 

No lo sabemos: por algo lo llaman el “misterioso” pueblo de Chile”.

Cristián Warnken, escritor y poeta (El Mercurio, 9.9.21; Extracto)

Impostores.jpg