Para Segunda Lectura

Octubre - Diciembre 2018

Corrupción con todo

      Carlos Wagner, otrora influyente presidente de la Cámara de la Construcción, dejó completamente al desnudo el sistema de obras públicas en el gobierno de los Kirchner. Es el empresario que más sabe de la corrupción kirchnerista; el que entonces distribuía el juego entre los que cobraban y pagaban, y el que acompañó a los Kirchner desde los tiempos de Santa Cruz. Durante cinco horas, en un clima de tensión, Wagner fue cediendo a la insistencia del juez Bonadio para que contara más de lo que ya había contado. Direccionamiento de las obras públicas, precios cartelizados, sobornos acordados previamente. Cada decisión estaba tarifada. Los beneficiarios últimos de ese sistema de coimas fueron Néstor y Cristina Kirchner. Aunque hagan gestos de disimulo, hasta los kirchneristas bajan la cara ante la catarata de revelaciones que muestran que la revolución era solo un engañoso parloteo para tapar el peor período de corrupción que haya vivido el país”

Joaquín Morales Solá, columnista (La Nación, Argentina, 12.8.18)