Para Segunda Lectura

Abril - Junio 2018

“Pido perdón”

     Como militante comunista en la adolescencia, quiero pedir perdón a mis compatriotas porque entre 1970 y 1973 desfilé por las calles convencido de que a la democracia de Chile había que arrojarla por la borda y de que los sistemas que imperaban en la Unión Soviética o Cuba eran superiores y dignos de ser imitados. Pido perdón porque marché vociferando “Ho Ho Ho Chi Minh, lucharemos hasta el fin”, “expropiar, expropiar es mandato popular”, “los momios al paredón, las momias al colchón” y hasta “pueblo, conciencia, fusil, MIR MIR!”. También adherí a grupos que se adiestraban en defensa personal para “neutralizar a los fascistas”, que eran la gente de centro y derecha. Yo contribuí a emponzoñar el clima nacional al ver al que pensaba diferente como reaccionario y enemigo de clase. Me arrepiento de haberme dejado arrastrar por ideas antidemocráticas, de haber creído que tenía la panacea para todos los males bajo el brazo y que los que no coincidían conmigo pertenecían al basurero de la historia"

Roberto Ampuero, Ministro de Relaciones Exteriores (El Mercurio, 8.9.13)