Para Segunda Lectura

Economía y Sociedad № 110

Agosto 2022

“No hay cerrojo”

         Hay varias aseveraciones, si no eslóganes, en el contexto del proceso constitucional que requieren de un baño de realidad. Destaca la supuesta rigidez y extrema dificultad para modificar la Constitución de 1980, al punto de que algunos hablan de la existencia de un “cerrojo”. Comprobemos la inexistencia de tal cerrojo. En un estudio de sugerente título “Una Constitución larga es (sin duda) una mala Constitución: evidencia de los países de la OECD”, Tsebelis y Nardi ordenan las constituciones en función de dos ejes: rigidez y frecuencia de modificación. En este análisis, la Constitución de 1980 se demuestra como muy poco rígida, bajo Dinamarca, Francia, Finlandia, Noruega y Estados Unidos. Y también como una que se modifica con moderada frecuencia, bajo Suiza, Austria, Suecia y México. Desde 1989 nuestra Constitución ha sido reformada a través de 62 leyes que representan 289 modificaciones”.

Nicolás Balmaceda, abogado (El Mercurio, 10.6.22)