Para Segunda Lectura

Economía y Sociedad № 108

Julio - Septiembre 2021

          Varios de los constituyentes elegidos se han manifestado partidarios de mantener la autonomía del Banco Central, pero proponen ampliar sus objetivos. En particular, además de la inflación, mencionan un objetivo de desempleo y actividad económica (crecimiento). La autoridad monetaria sí considera el desempleo y PIB en la conducción de la política monetaria. En efecto, en el esquema de metas de inflación, el instrumento de política es una tasa de interés de referencia que depende, entre otros factores, del nivel de PIB respecto del nivel potencial o del desempleo respecto de su nivel natural (o de equilibrio). Un Banco Central puede suavizar las fluctuaciones del producto y desempleo respecto de sus valores de equilibrio, pero no puede afectar los niveles de largo plazo de estas variables. Poner en la Constitución un objetivo de crecimiento o desempleo no va a afectar la política monetaria de como se hace actualmente, a menos que se pretenda un manejo político, no técnico, que sacrifique la inflación por un objetivo no alcanzable de desempleo”.

“Banco Central considera PIB y desempleo”

Luis Felipe Lagos, economista (El Mercurio, 19.5.21)