Para Segunda Lectura

Julio-Septiembre 2019

La joya de la corona

         Chile es la joya más preciada de la corona latinoamericana”.

Bill Clinton, expresidente de los Estados Unidos (1997)

Ejemplo notable

       Chile se ha convertido en un ejemplo notable de reformas económicas y logros materiales. Uds. han ido más lejos que otros países al incorporar la competencia y la libre elección en el sistema de pensiones. Chile ha marcado la pauta a seguir”.

Margaret Thatcher, ex Primera Ministra de Gran Bretaña (Discurso ante Sociedad de Fomento Fabril, 21.3.94)

Primer Mundo

        Chile, país del primer mundo, según expectativa de vida, educación y PIB per cápita (adjunta cuadro del Índice de Desarrollo Humano con datos ONU)”.

Juan Pablo Illanes, exdirector diario El Mercurio (Twitter, 16.11.18)

Más libre

       Cuando llegué a Chile, mi obsesión fue entender cómo se había transformado este país. Porque mi percepción era que la revolución que nosotros habíamos soñado, la había realizado el gobierno de Pinochet. Se había modificado muy profundamente la economía chilena, en forma irreversible; se había producido una desestatización progresiva y la gente, aunque estaba sometida a muchas más tensiones, era más libre”.

Eugenio Tironi, Director de Comunicación y Cultura del gobierno del Presidente Aylwin (Mundo Diners, febrero 1994)

Jóvenes más de derecha

        Una de las cosas que vimos en este trabajo es que a partir de 2011, en promedio, las nuevas generaciones están siendo cada vez más de derecha respecto de la generación más antigua. Eso se podría explicar a partir de las nuevas y mejores condiciones de vida producto del crecimiento y la apertura comercial. El profesor Claudio Sapelli (UC) ha mostrado que las nuevas generaciones son menos desiguales desde el punto de vista del ingreso. Dada esa condición socioeconómica, quizás los jóvenes sean menos susceptibles a un discurso antisistema económico”.

Jaime Lindh, Magister en Economía, investigador IdeaPaís (La Segunda, 27.5.19)

Maduro y la izquierda

      Maduro sin duda caerá. Dejará asociada por largos años la palabra izquierda con dictadura, con transgresión de toda institucionalidad democrática, con ineptitud en la gestión económica, con violación de derechos humanos, con destrucción de la vida social de una nación, con corrupción. Es un depredador no solo de Venezuela, sino de la izquierda latinoamericana”.

Oscar Guillermo Garretón, exsubsecretario del presidente Allende (La Tercera, 25.2.19)

         La duración efectiva de las carreras en el sistema de educación superior (incluye carreras técnicas) es de 5,2 años en Chile, comparada con un promedio de 3,7 en los países de la OCDE (2017); es decir, aquí se estudia un año y medio más. Las carreras largas son costosas para los estudiantes, incluso en un mundo de gratuidad, pues implican extensos -y a veces desmotivantes- esfuerzos y una postergación de la inserción laboral. Por supuesto, son también costosas para quien paga los estudios, sea el Estado o las familias. Por esto, la política pública y, también, las universidades, deben buscar reducir tanto la duración nominal como la efectiva”.

Duración de las carreras

Loreto Cox, investigadora CEP (16.4.19)

Muerte de un inocente

         Fue un gran formador de profesionales. El cien por ciento de los médicos del país sabemos que el profesor Patricio Silva Garín actuó correctamente. Por eso hoy estamos tantos médicos aquí dando fe de ello”.

Wilfredo Calderón, médico jefe cirugía plástica, Hospital Salvador, durante el funeral del doctor Patricio Silva Garín (El Mercurio, 11.5.19)

Poder estatal

         El poder que ejerce sobre mí un millonario es menor que el poder que ejerce sobre mí el funcionario estatal de menor rango que usa el poder coercitivo del Estado”.

Friedrich Hayek, Premio Nobel de Economía

El entusiasta

      Se echan mucho de menos ahora las personas entusiastas.  No se encuentra ni una. Me encuentro verdaderamente sorprendido cuando un entusiasta se cruza en mi camino.  ¡Hombre! un entusiasta, me digo.  Es verdad que antes nuestra imaginación no estaba ocupada por la televisión, por la información masiva e indiscriminada, por el constante apedreo de noticias siempre lamentables y por la mareadora publicidad.  Uno buscaba salir de su tedio cotidiano agarrándose a un entusiasmo, fundado casi siempre en el mundo de las ideas, de la política o del arte.  Ahora, esa tendencia natural encuentra un dique, que antes no se levantaba contra ella”.

Francisco Leiva, miembro de la Real Academia Española (ABC, 9.4.95)