Dossier La batalla por Chile

Enero - Marzo 2020

La patrulla nocturna

Por Andrei Illarionov, senior fellow del Instituto Cato (The Federalist, 11.10.19; Extracto)

El cuadro “The Night Watch” (“La Patrulla Nocturna”) pintado por Rembrandt en 1642 es el que mejor representa la idea de libertad. 

Como lo muestra el cuadro, aunque habitualmente la libertad se asocia a una cualidad individual, su defensa requiere el esfuerzo de un grupo. Frente a una banda de delincuentes, un individuo es incapaz de defender por sí solo a sus seres queridos y a su propiedad. El esfuerzo colectivo es indispensable para proteger la libertad individual. Es también un grupo con iguales derechos legales, lo cual es un pilar fundamental del Estado de Derecho. 

Esta obra maestra nos muestra también la belleza de la autonomía. Todos los sujetos del cuadro son personal y financieramente independientes del Estado. Como miembros de la milicia de Amsterdam, no reciben salario del gobierno. Antes de convertirse en mosqueteros, cada uno había construido su propio negocio. Entre los milicianos de la pintura se encuentran un fabricante de telas, un diácono de la iglesia reformista, el director del asilo local, mientras el capitán llegaría a ser después Alcalde de Amsterdam. 

La propia creación de la pintura fue un triunfo de la libertad económica. La confección del cuadro, como se acostumbraba antiguamente, no fue ordenada y financiada por el rey, o por el alcalde, o un noble. Su creación fue encargada y financiada completamente por los 18 miembros de una compañía regular de mosqueteros quienes le pagaron a Rembrandt, cada uno, 100 florines de oro para pintarlo.

Incluso el nombre de la pintura, “The Night Watch”, sugiere una enseñanza, porque algunos libertarios argumentan que el rol del la patrulla nocturna, cuyo único fin es defender a los ciudadanos es, precisamente, la función central del Estado.

No hay ninguna otra obra maestra de la pintura dedicada a la libertad que compita con “The Night Watch”. El maestro holandés continúa siendo el mejor pintor de la historia en representar visualmente lo que la libertad significa. 

Rembrandt nos muestra que la libertad no es un concepto abstracto, sino algo que los hombres y mujeres de todos los tiempos buscan proteger sin descanso.