Dossier capitalización

Enero - Marzo 2019

Estados Unidos y la capitalización

(Nota EyS. El artículo “El Presidente Clinton y el modelo chileno” de José Piñera fue publicado en Economía y Sociedad Nº 89. Aquí 5 párrafos claves).

 - En enero de 1996, Mack McLarty, el enviado especial para las Américas del Presidente Clinton y su ex jefe de gabinete, viajó a Chile y quiso conocer de primera mano sobre el éxito del primer sistema integral de cuentas personales de ahorro para la vejez. Nos reunimos y pocas semanas después recibí una carta de él con un entusiasta mensaje: “José, sin ninguna duda, la reforma al sistema de pensiones de Chile ha sido un factor que ha contribuido en forma clave –algunos lo llaman la madre de todas las reformas- al actual éxito económico de Chile. La reforma al sistema de seguridad social que tú desarrollaste y por el cual luchaste ha dejado a tu país con una base estable para el futuro. Aunque las experiencias chilenas y norteamericanas son diferentes en varios sentidos clave, creo que podemos aprender mucho de la audaz iniciativa de tu país, que es ampliamente envidiada a lo largo del hemisferio”.

 - Cuenta Richard Lamm, quien fuera gobernador de Colorado por tres períodos: “son las 00.30 o la 1.00 de la noche y Bill Clinton me pregunta a mi y a Dottie: ‘¿Qué sabes sobre el sistema chileno de pensiones?’”. Era Marzo de 1995, y Lamm y su esposa estaban pasando el fin de semana en el dormitorio Lincoln de la Casa Blanca. Leí sobre esta sorprendente conversación de medianoche en un artículo de Jonathan Alter en la revista Newsweek (13.5.96), mientras esperaba en el aeropuerto internacional de Dulles por un vuelo hacia Europa. El artículo también decía que temprano, la mañana siguiente, antes de que saliera a correr, el Presidente Bill Clinton, se las arregló para que un informe especial sobre esta reforma chilena, producido por su equipo, fuera deslizado debajo de la puerta de Lamm.

 - Conociendo la reputación de Clinton como un voraz lector, resolví escribirle una carta abierta al Presidente en un diario importante, donde él seguramente le prestaría atención. La carta abierta fue publicada el 10 de abril de 1998 en la página editorial del Wall Street Journal. A los pocos días recibí una invitación de Gene Sperling, el asesor de políticas económicas del Presidente, haciéndome la extraordinaria invitación a hablar en la próxima “Cumbre de la Casa Blanca sobre Seguridad Social”.  El público serían líderes de todas las áreas de la sociedad civil, expertos de think tanks y Universidades, dirigentes gremiales. Y, muy importante, una delegación de 60 Senadores y Miembros de la Cámara de Representantes, así como el equipo económico del gobierno.

 - Así habló el Presidente Clinton en el Estado de la Unión de enero de 1999, dos meses después de la Cumbre: “Propongo que usemos un poco más del 11% del superávit fiscal para establecer cuentas universales de ahorro –“USA Accounts”- para darle a todos los estadounidenses los medios para ahorrar…los “USA Accounts” ayudarán a todos los estadounidenses a compartir nuestras riquezas como nación y a disfrutar de una jubilación más segura”. Esta era la primera vez que un Presidente de Estados Unidos proponía la creación de cuentas de ahorro individuales para la vejez. 

 - Cuando Clinton se preparaba para este desafío se encontró sumido en el escándalo de Monica Lewinsky. El proceso de impeachment del Presidente sepultó la posibilidad de esta reforma en ese momento.  Tres asesores de Clinton, - Douglas W. Elmendorf, Jeffrey B. Liebman y David W. Wilcox- escribirían luego un artículo confirmando que la posibilidad existió y que el impeachment la destruyó. Así lo resumió Glenn Kessler en el Washington Post: “En 1998, el Presidente Clinton y sus asesores económicos pasaron 18 meses discutiendo secretamente los elementos de un plan para agregar cuentas individuales al sistema de Seguridad Social, pero lo abandonaron cuando fue claro que el Presidente enfrentaría un juicio político, como lo confirma un artículo de tres ex funcionarios del gobierno, que será presentado hoy en una conferencia en Harvard”.