Dossier La Hoguera de los Inocentes

Abril - Junio 2019

El testimonio Beca 

(Declaración judicial, en diciembre 2018, del doctor Juan Pablo Beca Infante contenida en el fallo del juez Alejandro Madrid)

(Nota EyS. Las abundantes faltas de ortografía y las palabras incomprensibles están así en el fallo)

A fojas 18.401, declaración judicial de JUAN PABLO BECA INFANTE, quien expone: que estuvo casado con Isabel Frei, hija de EDUARDO FREI por más de 50 años de matrimonio, quien falleció hace un año y 10 meses. Que él era su suegro y por ende mantuvo una relación de cercanía con él y su familia desde mucho antes de que fuera Presidente la República. Señala que durante el período pos 11 de septiembre siguió manteniendo una relación con él, que él era un líder nacional e internacional muy potente tenía una posición muy dura respecto al gobierno militar, varias veces comentó que estaba siendo seguido que habían encontrado micrófonos, pero no tenía una paranoia al respecto.

Indica que no tenía ningún vínculo de tipo político con él, que trabajaba en la Universidad de Chile y en el Luis Calvo Mackenna como médico pediatra. Agrega que fue consultado por don EDUARDO para su decisión de operarse, lo llamó y le dijo que lo invitaría a comer, que fue a su casa y le contó su malestar que era un reflujo gastroesofágico que le molestaba muchísimo y tenía el temor de tener una hemorragia digestiva en su viaje, lo que conversó con su tratante que era el doctor GOIC, que el compareciente antes o lo llamó y le pidió más antecedentes, el niño también se vais opera, pero no tenía mayor autoría, el doctor GOIC que le dijo que sabía los riesgos de la operación, el ubicó a quien más caso operado tenía que era el doctor LARRAÍN, se planificó esas cirugía y cuando le consultó le manifestó que apoyaba su decisión, no le hizo recomendación porque no competía por su especialidad.

Así señala que fue una decisión personal responsable serie mi participada. Que al doctor SILVA lo conoce porque fue su alumno y también su amigo, era cirujano a quien le llamaba cuando habían complicaciones quirúrgicas, muy experto, confiable, decidió la cirugía, lo conoce desde el año 1962. Recuerda que una hija de una empleada de su casa tuvo una perforación intestinal y llamó a PATRICIO SILVA que la opero y la salvo.

Indica que cuando estuvo como interno en el hospital del Salvador él era una persona de gran prestigio, era médico de posta y que él iba a hacer la práctica allí. Afirma que el doctor SILVA no fue consultado para la decisión quirúrgica, sino que fue llamado cuando se produjo la complicación, que no participó en la decisión de operarse. Don EDUARDO consultó su tratantes y a él y al doctor RAMÓN VALDIVIESO, quien había sido su ministro de salud entre que no supo, aunque pudo haber consultado alguien más pero no lo sabe. Y estuvieron con el doctor VALDIVIESO presentes en la cirugía, por lo que es testigo presencial de la primera intervención y también de la segunda.

Señala que la primera cirugía ocurrió sin ningún contratiempo visible y se tomaron decisiones de cuidado postoperatorio, un poco saliéndose de lo estricto por ser quien era, lo que suele ocurrir. Por ejemplo, le molestaba un poco la sonda nasogástrica y se le sacó, se le dio de alta a los pocos días y comenzó en su casa con síntomas abdominales dolor e hipo, lo que es un síntoma muy llamativo de complicación abdominal.

El doctor LARRAÍN se fue fuera de Santiago a un paseo familiar, no estaba disponible y ahí no sabe quién porque al parecer él también se fue fuera Santiago y le avisaron que se había complicado, que él estaba en las Rocas de Santo Domingo y alguien llevó a PATRICIO SILVA, que escuchó después que dijo que tenía todo el carácter de una complicación abdominal, pero esto quedó en la espera del doctor LARRAÍN, se le llamó telefónicamente, ello lo escucho después, no es testigo, y telefónicamente dijo que se podía esperar a que se vería después. Que si está claro que hubo por lo menos 24 horas de espera imperdonables, que participaron en esa decisión no lo sabe, si sabe que regresó la clínica Santa María se tomó una radiografía y había una vidente perforación intestinal y ahí se llamó al doctor Silva por su prestigio, que estuvo en esas cirugía y vio el intestino necrótico y se hizo una resección de un trozo largo de intestino alrededor de 80 cm, se sentó al lado de RAMÓN VALDIVIESO, quien recuerda que le dijo “se nos muere don EDUARDO”, esa reintervención duró un par de horas. De modo que vivió desde ese momento la situación clínica de EDUARDO con cercanía, muy afectado, en lo personal con ISABEL siempre supieron que se trataba de una situación gravísima.

Expone que ignora quienes decidieron que fuera el doctor SILVA quien debía operar al expresidente, que imagina que el doctor GOIC dio este por lo menos alguien de la familia que no fue consultado pero cuando supo le dio una tranquilidad enorme. Habían médicos amigos EDUARDO que siempre estaban afuera, como JUAN LUIS GONZÁLEZ que era otorrino, PATRICIO ROJAS quien hizo poca práctica clínica y más bien una carrera política, aunque es de gran criterio médico y opinantes.

Manifiesta que el doctor HURTADO, lo conoce mucho que son amigos. Y relación al tema denominado Transfer Factor, puede señalar que RODRIGO hurtado es un pediatra inmunólogo, que ejercen Washington desde hace muchos años ya estaba muy impresionado con lo que ocurría en Chile con una infección multi resistente que siguió a la reintervención del ex Presidente y la parte de la infección tenía los gérmenes propios del intestino, por lo que eran bacterias resistentes a los antibióticos de la época. Había una reunión casi a diario las tardes, donde estaba el doctor GOIC, el doctor VALDÉS; los cirujanos y muchos otros especialistas, como el doctor KATZ que le hizo diálisis de el Salvador, el doctor ZAVALA que llevaba la parte nutricional, doña MARTA VELASCO, etc.

Por lo que había una reunión de diálisis clínico casi a diario a la que él asistía como testigo familiar pues se sentía con la obligación moral por el pedido de don EDUARDO en una de esas reuniones oyó hablar del medicamento y eso como una sugerencia de RODRIGO HURTADO, quien contactó a RICARDO SORENSEN, médico chileno que trabajaba en Estados Unidos en Luciana, que es un estimulante de la respuesta inmunitaria, era un producto investigación y que su sábalo sujeto que cubre las características del protocolo y se hace una excepción que se llama uso compasivo, su medicamento que no están a la venta se están probando una serie de personas con determinadas características para probar su efectividad y su seguridad y estaban estudio Estados Unidos.

Que se envía Chile porque mal no le iba ser y le podía servir, se trajo sin pasar por ISP porque ese organismo autoriza la venta y no el uso compasivo, quien es responsable de ello el que lo prescribe. Que no sabe cuánto se le administró pero que no sirve para nada y no produjo ningún daño, y pensar que se trajo con la intención de causarle daño no tiene ningún sentido. A la pregunta el tribunal cree que después nos autorizó su venta al mercado ya que estaban estudio de eficacia no es seguridad. Todo esto fue prescrito por personas íntegro de don EDUARDO muy amigo de sus hijos.

En la evolución de don EDUARDO la información a la familia la daba el doctor GOIC, que nunca tuvo conflicto con la familia FREI pero si Francia (sic) de opinión sobre todo en este caso.

Señala que producía la muerte don EDUARDO FREI tuvo conocimiento como lo tuvo toda la familia que se hizo un embalsamiento, que no sabe quien tomó la decisión porque estaban en el mes de enero y se había producido una infección en su cuerpo, aunque no sabe quién toma la decisión pero supo que había llamado ROBERTO BARAHONA, que estaba enfermo para que los ayudara en esto, para ellos solo sabe que se inyecta el cuerpo con formalina y en otra pieza entró el doctor ROSENBERG y otro médico y estuvieron un par de horas, también se les una máscara de yeso. En esa demora cuando terminaron vio salir a estos dos doctores con bolsas con vísceras por el pasillo se la escalera del servicio, eso se lo llevaron porque para ser un embalsamiento se saca la vísera que lo más que se puede descomponer, en una autopsia sobre cuatro compete también el cráneo por lo que sólo un estudio histopatológico de viseras, que es una semi autopsia, no tiene protocolo de una autopsia. Ahora, en cuanto a la persona de quien se debe entregar el resultado de esta forma el cree que no se le debe entregar a cualquiera, sólo el médico tratante welter uno si lo solicita, aunque en una ley que se dictó hace un tiempo, se hablaba de los herederos, lo que a su juicio no debe ser así.

Agrega que le gustaría expresar su extrañeza porque nunca lo citaron antes, pero desde el momento en que se plantea la duda de la causa de muerte que fue alrededor del año 2000, les expresó a las hermanas de su señora que están equivocados que no tenía ningún sentido y la pregunta que le hicieron señaló que no podía descartar nada y se produjo una diferencia, luego fue invitado comer a la casa de CARMEN FREI donde estaba el abogado VARELA quien habló de antecedente que se estaban investigando entre otras causas, pero se mantuvo en el hecho de que pensaba que no lo habían matado se produjo una diferencia, porque no escucho que se refirieron a una causa en particular, sólo habían coincidencias, y eso genera una instancia con ellos. Que él no lo cree y que esto lo puso por escrito a EDUARDO FREI dijo en una carta que le explicó lo que él sabía y que médicamente no tenía ninguna duda respecto al tema de la muerte de don EDUARDO FREI pues era la absoluta convicción de que su muerte se debió una complicación médica.