Entrevista

Octubre - Diciembre 2018

El mundo según Peter Thiel

(Extracto entrevista en “Die Weltwoche”, 19.7.18)

Peter Thiel ha sido por décadas uno de los motores de la revolución de internet. En 1999, junto a Elon Musk, fundó PayPal. Su objetivo: reinventar el sistema financiero. En tres años, Thiel y Musk la convirtieron en una compañía de $ 1.000 millones de dólares de valor bursátil. El patrimonio de Thiel, estimado entre $2.000 y $3.000 millones de dólares, proviene principalmente de Facebook. Como primer inversionista externo, compró el 10% de la compañía en solo $500.000 dólares. Thiel, nacido de inmigrantes alemanes, estudió filosofía en Stanford, escribió una tesis doctoral en leyes y se desempeñó como ayudante de un juez de gran prestigio en Estados Unidos. Su intervención pública más notoria hasta ahora es su público apoyo a Donald Trump.

El poder

“La diversidad intelectual es lo que realmente debemos valorar. Me gusta la ciencia ficción porque es una manera de pensar sobre el futuro. La Guerra de las Galaxias es una fantasía y  Viaje a las Estrellas es una utopía. Cuando comenzamos PayPal, leímos “Cryptonomicon” de Neal Stephenson porque nos presentaba formas concretas en las cuales el futuro podía ser diferente. También los libros de Tolkien son muy potentes e influyeron en mis ideas filosóficas. Uno de los motivos centrales de estos libros es la naturaleza del poder. Como decía Lord Acton, ‘el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente’”.

Contestatario

“Me dicen contestario. No creo que sea correcto per se ser contestario porque quién lo es simplemente pone un signo negativo a todo lo que la mayoría hace. Lo que creo importante es que las personas piensen por sí mismas. Por ello tengo una profunda desconfianza de todos los fenómenos hipnotizantes de las masas que están ocurriendo en un grado preocupante. Y ocurre porque en la avanzada civilización tecnológica actual no todos pueden pensar todas las cosas por sí mismos. No es posible ser multifacético de la forma que lo eran las personas en el siglo XVIII. Por lo tanto, hay necesidad de escuchar a los expertos en cada tema. Y siempre está el peligro de ir demasiado lejos y dejar de pensar en forma crítica. Esto ocurre con demasiada frecuencia en Silicon Valley”.

Vuelo 93

“Esta fue la “elección del vuelo 93”. El vuelo 93 fue uno de los secuestrados el 11 de septiembre de 2001 en que, aunque finalmente se estrelló, los pasajeros intentaron retomar el control. Creo que Estados Unidos estaba en cierto sentido secuestrado siguiendo una trayectoria catastrófica. Y los norteamericanos quisieron retomar el control. La centroizquierda en Europa y Estados Unidos oculta y evade los problemas de nuestra sociedad. Y si no se enfrentan a tiempo, pueden convertirse en inmanejables. Así llega Trump al poder”.

Musk

“Con Elon Musk compartimos una filosofía práctica: son los pequeños grupos lo que logran los objetivos. Elon tiene una extraordinaria capacidad para inspirar a las personas. El necesita mucha ayuda para conseguir sus objetivos y tiene que ser extraordinario precisamente porque no lo puede hacer solo”.

Libertario

“Siempre he estado inscrito como republicano, pero filosóficamente soy libertario: creo en un gobierno pequeño, en los mercados libres y en una política exterior menos intervencionista”.

China

“La clave es China. Las exportaciones de Estados Unidos a China son $100.000 millones de dólares  al año, mientras que importa desde China $475.000 millones.Y es paradojal porque, en un mundo globalizado, esperaríamos que ocurriese lo contrario, es decir, que Estados Unidos tuviera un superávit con China porque como China crece a una tasa superior a la de Estados Unidos, las rentabilidades son también mayores allá. En 1900, el Imperio Británico tenía un superavit de 4% del PIB y ese capital adicional se invertía en lo que hoy llamamos mercados emergentes. Que Estados Unidos no tenga un superávit, y sí tenga una deuda gigantesca, es una señal de que la visión de globalización estándar a la que estábamos acostumbrados no está funcionando bien. Es muy difícil invertir en China porque fija altos aranceles, impone barreras al comercio, ejerce controles informales, se apropia de propiedad intelectual y restringe las inversiones extranjeras. Aún quienes defendemos el libre comercio, tenemos que preguntarnos: cómo transitamos desde un mundo de comercio severamente restringido, como en China, a un mundo de libre comercio de verdad. Y allí hay un argumento de teoría de juegos por el cual, si queremos reducir los aranceles en todo el mundo, primero tenemos que imponerlos para que nuestra contraparte reaccione”.

Trump

“En el mundo occidental estamos atrapados por lo políticamente correcto. No podemos decir esta persona hace las cosas mejor por tal y tal razón. Lo políticamente correcto distorsiona en extremo la realidad. El Presidente Trump terminó con lo políticamente correcto y eso es muy valioso para el mundo. Es bien impresionante todo lo que el Presidente Trump ha logrado en solo un año y medio y me impresiona mucho como él cambió el eje de discusión de los temas. Por ejemplo, en Silicon Valley nadie defiende a China, aunque no reconocerán que están de acuerdo con Trump. En cuanto a inmigración, el debate cambió en los Estados Unidos, y aún más en Europa, hacia un mayor control. Pero nadie quiere reconocer el mérito del Presidente Trump en este tema. Y él está logrando que el otro lado cambie de opinión. Por todo ello, creo que hay más de un 50% de probabilidades que el Presidente Trump sea reelegido”.

Europa

“Es impresionante lo atrasada que está Europa respecto de Estados Unidos. Por ejemplo, en Estados Unidos ya hay alrededor de 200 empresas, no abiertas en bolsa, con un valor de mercado superior a $1.000 millones de dólares, mientras en Europa solo 10. Los europeos no han entendido que las empresas no son creadas iguales. No da lo mismo un potencial Google que un puesto de hot dogs. Y nosotros debemos apuntar a crear empresas de alto potencial de crecimiento que, como prestan un servicio valioso a la humanidad, paguen también muy buenos salarios. Además, Europa sufre de una demografía decreciente y un Estado de Bienestar gigante. Típicamente pensamos que el miedo al fracaso convierte a los europeos en aversos al riesgo, pero creo que puede ser al revés: sufren de un miedo al éxito. Por ejemplo, la decisión más importante de Facebook ocurrió en 2006 cuando recibimos una oferta de compra por la compañía de $1.000 millones de dólares y la rechazamos porque estábamos convencidos que su potencial era muy superior. Hoy vale $750.000 millones. Creo que si esto hubiese ocurrido en Europa, habrían vendido. Los europeos tienen una mentalidad social-demócrata por la cual se sienten incómodos con las personas que les va muy bien”.

Inversionista

“Mi lógica de inversión tiene dos pasos. El primero es preguntarme si la inversión tiene un buen retorno esperado. La segunda es preguntarme cuál es la ventaja que yo tengo en esa industria que otras personas no tienen. Si no tengo una real ventaja, será muy difícil que, en un mundo de tasas de interés negativas, pueda incluso conservar mi capital”.