Nuevo Chile

Julio - Septiembre 2019

Chile en Estados Unidos,
hijo del modelo

Por Carlos Gómez, profesor universitario y consultor de empresas

En octubre de 2015, el banco BCI se convirtió en la empresa que ha realizado la mayor inversión chilena en el Primer Mundo: compró el City National Bank en el Estado de Florida, Estados Unidos, en $1.000 millones de dólares. La expansión norteamericana del BCI continuó en 2017 al adquirir el Total Bank, también de Florida, y fusionarlo con el City National Bank, con una inversión de $528 millones de dólares adicionales. Florida tiene un PIB tres veces mayor que Chile y es el cuarto Estado norteamericano más grande en depósitos bancarios.

En junio de 1937 un grupo de inmigrantes palestinos, entre ellos Juan Yarur Lolas, fundaron el BCI con el foco de colocar préstamos entre empresas medianas y pequeñas de las cuales tenían amplio conocimiento por sus propias nacientes empresas, especialmente en el rubro textil. Mientras tanto, en 1926, el egresado de Harvard, Barón de Hirsch Meyer junto al contador Leonard Abess, fundaron en Florida un banco dirigido a otorgar créditos a pequeñas empresas sin acceso a la banca tradicional. Con culturas similares para continuar la expansión en Estados Unidos, la filial norteamericana del BCI es ahora el tercer banco más grande de Florida con 43 sucursales y activos por $14.000 millones de dólares, un 20% de los activos del BCI. Los resultados del City National Bank ya explican el 18% de las utilidades de BCI.

Desde la introducción a partir de 1975 del modelo chileno de desarrollo basado en el libre mercado, 1.200 empresas chilenas han invertido $120.000 millones de dólares en 3.000 proyectos alrededor de mundo. Especialmente a partir de 2015, la inversión chilena directa en los Estados Unidos alcanza a los $9.000 millones de dólares en 22 de los 50 Estados norteamericanos, principalmente en servicios financieros, industria de la madera, estaciones de servicio, proyectos inmobiliarios, agroindustria de berries y minería metálica, situando a ese país en el quinto lugar de destino de los capitales chilenos.


BCI, Copec, Antofagasta Minerals, Arauco, Enex, Hortifrut, Fondos de Inversión Inmobiliarios, entre otras, son las principales empresas que han invertido capitales chilenos en los Estados Unidos.

En agosto de 2016, Copec adquirió la empresa de tiendas de conveniencia MAPCO Express Inc. en $535 millones de dólares. Se trata de una cadena de 348 tiendas que operan en los Estados de Tennessee, Alabama, Georgia, Arkansas, Virginia, Kentucky y Mississippi. MAPCO también opera marcas como Fast Food and Fuel, Discount Food Mart y Favorite Markets; provee combustible a 142 concesionarios y asiste con servicios logísticos de transporte de combustible a terceros con una flota de 50 camiones y trailers.

En enero de 2015, Antofagasta Minerals plc, filial del grupo Luksic, adquirió el 100% de Duluth Metals Limited, y con ello, el control de la compañía minera Twin Metals Minnesota. Desde 2010, Antofagasta Minerals ha invertido $400 millones de dólares en explorar y desarrollar el proyecto de cobre, níquel, platino, paladio, oro y plata de Twin Metals a 14 kilómetros de la ciudad de Ely en el Estado de Minnesota. El plan minero de operación será presentado en los próximos 12 meses para obtener los permisos ambientales definitivos e iniciar operaciones en alrededor de 5 años más con una inversión adicional estimada en $1.100 millones de dólares.

En abril de 2019, Arauco, filial del grupo de Empresas Copec, inauguró la planta de paneles de madera decorativa más moderna de los Estados Unidos, con una inversión de $450 millones de dólares. Con altos estándares en tecnología, en medio ambiente y en seguridad industrial, la planta, ubicada en Grayling, Estado de Michigan, aprovechará los subproductos de los abundantes recursos forestales de la zona para fabricar paneles que se utilizan en diseños de interiores de casas y departamentos. Con la inversión adicional de $250 millones de dólares que ya había efectuado en 2012 para comprar 7 plantas de paneles, también en Estados Unidos, la empresa Arauco, ahora con una capacidad de producción de 11 millones de metros cúbicos, se convirtió en el segundo productor mundial de paneles.

En noviembre de 2018, Enex, operadora en Chile de la marca Shell y de sus tiendas de conveniencia Upa, filial de Quiñenco del grupo Luksic, adquirió en $289 millones de dólares Road Ranger, la cuarta red de centros de carga de combustible, alimentación y descanso de los Estados Unidos. Los 38 centros de Road Ranger se ubican en las principales carreteras interestatales entre Texas y el mediooeste incluidos los Estados de Illinois, Iowa, Indiana, Missouri y Wisconsin, que componen uno de los corredores más transitados por vehículos de carga. Los servicios de Road Ranger incluyen, además de la carga de combustible, tiendas de conveniencia, terminales de video juegos, servicio de balanza para camiones y marcas de comida rápida como Subway, McDonald’s, Burger King, Church’s, entre otras. Esta amplia gama de servicios, focalizada en los choferes de camiones, genera un 60% de margen de utilidad, comparado con un 40% para el servicio de carga de combustible propiamente tal.

En octubre de 2016, Hortifrut, de la familia Moller, invirtió $26 millones de dólares en un joint venture con Munger Farms, productora de arándanos de los Estados Unidos. El joint venture contempla desarrollar, en los Estados de California y Oregon, 500 hectáreas de plantaciones orgánicas de berries con una inversión total de $110 millones de dólares. Con esta inversión, Hortifrut dispondrá de fruta fresca todo el año con plantaciones propias en toda la costa del Pacífico, desde el sur de Chile hasta Oregon en Estados Unidos, y que la consolida como el mayor productor de arándanos del mundo y el segundo en berries.

También, a partir de 2010, fondos de inversión chilenos han invertido en proyectos inmobiliarios en los Estados Unidos, entre los que destacan las administradoras de fondos Independencia y Frontal Trust. Entre todas las administradoras chilenas, se cuentan más de $3.000 millones de dólares en activos inmobiliarios bajo administración en ese país.

La libertad económica inherente al modelo chileno, potenció el desarrollo de las ventajas comparativas del país al punto que el paso siguiente a las exportaciones fue la inversión chilena directa en el exterior. La inversión directa permite a las empresas chilenas aprovechar las economías de escala propias de una operación global, reducir costos unitarios, ampliar sus operaciones y utilidades, e incrementar sus ventajas comparativas al incorporar nuevas tecnologías y prácticas de negocios de países del Primer Mundo.

La solidez y profundidad del mercado de capitales que provino de introducir el sistema de capitalización para las pensiones, que ya acumula $ 250.000 millones de dólares, equivalente a un 90% del PIB -constituyéndose en la tasa de ahorro privado más alta del mundo-, permitió a estas empresas financiar sus inversiones directas en el exterior y competir con capitales chilenos en el país más desarrollado del Primer Mundo.